martes, 8 de febrero de 2011

PERIODICO EL UNIVERSAL

Línea 12 provoca riñas entre transportistas

Pelar y golpes son un tema habitual entre los conductores de microbuses que circulan por avenida Tláhuac, quienes buscan mayor pasaje y librar los embotellamientos que provocan las obras del Metro

VÍCTOR ADRIÁN ESPINOSA
08 de febrero 2011

Pasajeros que viajan diariamente sobre la avenida Tláhuac externaron su preocupación por el aumento de riñas entre conductores de diferentes rutas de microbuses, desde el inicio de la línea 12 del Metro, que circulará por la vialidad.

Aseguran ser testigos de insultos y peleas a golpes entre los choferes que buscan librar embotellamientos a lo largo de 12 kilómetros del tramo, originados por la construcción de ocho estaciones para la también llamada Línea Dorada.

“Me puse muy nerviosa cuando se fueron a los golpes en plena avenida. Aunque duró apenas unos minutos, muchos nos bajamos del micro. Lo peor es que ya me volvió a pasar y nadie hace nada”, expresó preocupada Patricia Castillo, vecina de Tlaltenco.

Mario Jiménez, encargado de una tienda de abarrotes sobre avenida Tláhuac, comentó que debido a “los cuellos de botella” que se arman a lo largo del tramo los conductores se han vuelto más agresivos al rebasar y librar los nudos viales.

“No he visto un atropellado hasta ahora, pero a diario veo a los choferes soltando groserías en plena avenida y con las micros llenas”,platicó con EL UNIVERSAL DF.mx.

Denuncian rutas involucradas

Los afectados denunciaron que las rutas envueltas en estas riñas salen en su mayoría del paradero ubicado a la salida de la estación Taxqueña del Metro y son las siguientes:

*94-2, de Taxqueña a la Avenida Tláhuac.

*12-13, de Taxqueña a Tláhuac-Paradero y a Tulyehualco.

*30-1-1, de Avenida Tláhuac a Xico y Chalco.

*51-81, de Tláhuac a Xico.

*12 – 12, de Taxqueña a la colonia Nopalera.

Susana, estudiante del Colegio de Bachilleres #16 en Tláhuac, denunció que hasta botellas se lanzan de microbús a microbús sobre la vialidad.

“Son sobre todo los choferes más jóvenes, que se van aventando y jugando carreritas entre ellos. Me preocupa porque puede que en una de ésas nos estampemos contra el paso elevado del Metro”, comentó.

Justifican las riñas por retrasos

Durante un recorrido que realizó EL UNIVERSAL DF.mx sobre un microbús de la ruta 12-13 se pudo constatar enfrentamientos verbales y lanzamiento de objetos entre los choferes.

El viaje, que recorre la avenida Tláhuac, se hace en dos horas, aunque que antes de las obras duraba 30 minutos, de acuerdo con choferes que operan en el tramo.

Entre estos transportistas está José Chávez, quien justificó las agresiones por el tráfico lento que generan las obras y por sus compañeros que buscan rebasar sin medir las consecuencias.

Chávez aseguró que las construcción de la nueva ruta del Metro han impactado en el aumento de gasto de combustible y en la disminución del pasaje, pues los usuarios buscan otros medios para evitar retrasos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada